jump to navigation

La guerra de las salamandras 7 diciembre 2006

Posted by Jesús in Comentarios de Libros, Libros.
add a comment

Hace un tiempo estaba leyendo el típico artículo sobre los 50 libros imprescindibles de la ciencia-ficción, cuando me encontré con este La guerra de las Salamandras, de Karel Capek. El caso es que no me sonaba ni el título ni el autor, y en vista de que lo ponían como uno de los grandes clásicos del género, hice lo posible por agenciármelo y leerlo.

En la ciencia-ficción, el contacto con razas extraterrestres inteligentes es un tema bastante recurrente. Ahora bien, ¿qué pasaría si la raza inteligente resulta estar en nuestro propio planeta? Esto es lo que sucede en La guerra de las salamandras, cuando se descubre una raza de salamandras con una inteligencia notable, capaz de utilizar herramientas, hablar y, en definitiva, con tanto potencial como los humanos. A partir de aquí, se muestra cómo reacciona la humanidad ante esta situación, primero aprovechándose de las salamandras, luego haciendo tímidos intentos de concederles derechos, y finalmente llegando a lo inevitable: la guerra entre las dos especies.

En realidad, todo el libro es una fábula irónica sobre la humanidad, ya que hay paralelismos evidentes entre el trato a las salamandras y el que se le daba a los negros en siglos pasados, empezando por una esclavitud total, en la que las salamandras son simples propiedades, hasta las primeras reivindicaciones de derechos. Por otra parte, la forma en que está escrito el libro me recordó bastante a libros de John Wyndham, como Los cuclillos de Midwich o El misterio de las profundidades, en el sentido de que la historia se narra a escala muy global, describiendo cómo evoluciona la sociedad mundial en función de los cambios forzados por el elemento de turno (las salamandras aquí, o los niños pseudo-extraterrestres o los krakens en los libros de Wyndham). También influye el hecho de que, en ambos casos, son libros escritos hace ya bastantes años y describen una sociedad muy diferente a la actual.

En definitiva, me ha parecido un libro con un enfoque muy interesante y muy bien llevado a cabo, que sin duda se merece su sitio entre las 50 obras imprescindibles de la ciencia-ficción.

Anuncios

Juego de tronos 19 octubre 2006

Posted by Jesús in Comentarios de Libros, Libros.
add a comment

Comprar Juego de Tronos en CyberdarkHacía tiempo que no tiraba hacia la fantasía medieval. Supongo que, como a muchos, después de leer el Señor de los Anillos y toda su literatura asociada una y otra vez (qué le vamos a hacer, uno tiene un pasado friki-rolero y creo que me sé mejor la genealogía de los Altos Elfos que la de los Borbones 🙂 ), el resto de obras de temática similar, como que saben a poco. De todas formas, hace un tiempo un amigo me recomendó leerme este Juego de tronos, de George Martin, diciéndome que era incluso mejor que la obra de Tolkien. Escandalizado de mí, en vez de insultarle y/o retirarle la palabra de por vida, me dio por averiguar si había algo de verdad en esa afirmación, y aquí estamos.

¿La conclusión? Pues no, no me parece que Juego de tronos (ni sus continuaciones, que ya voy por el tercero aunque los comento todos de golpe) supere a Tolkien, aunque eso no quita para que sea un libro muy notable. El universo que se crea en los libros (y que al fin y al cabo es lo que suele decidir lo bueno o malo que es) es muy coherente e interesante, con su proporción justa de sociedades “convencionales”, otras un poco más exóticas y lugares misteriosos que, se supone, se irán conociendo.

Además de lo que es el universo en el que se desarrolla la acción, la forma de contar la historia se separa un poco de la típica narrativa, y aquí cada capítulo se narra desde la perspectiva de uno de los personajes. Esto, si bien a veces puede hacerse cansado, en general funciona de maravilla, y sirve para implicarse con los protagonistas rápidamente. Hablando de personajes, me ha sorprendido lo sutil de los caracteres. Si bien de entrada parece que se cumplen muchos estereotipos del género (el héroe 100% perfecto, la princesa medio tonta, el malo maloso), poco a poco se va viendo que las cosas no son tan fáciles y que el que parecía malo no lo es tanto, la tonta va aprendiendo a palos, y el supuestamente perfecto es un tanto repelente (y hasta aquí puedo leer sin empezar a chafar la trama).

Un aspecto interesante de la historia es que, a pesar de la temática del libro, con sus caballeros, dragones, hechizos y demás parafernalia, al final lo que se cuenta es una historia humana de ambiciones y poder. En realidad, se podrían eliminar las fanfarrias fantásticas y, pongamos, situar la historia en la actualidad, y no habría demasiados problemas en que las cosas encajasen. Supongo que esto quiere decir que el autor ha conseguido lo que se proponía: plasmar una historia de relaciones humanas, en la que los prodigios mágicos y demás no sean los protagonistas, sino que simplemente acompañen.

En definitiva, tal vez Juego de tronos (y sus continuaciones) no superen a El Señor de los Anillos como saga fantástica, pero en cualquier caso son una lectura francamente recomendable.

Castigando al usuario legal 21 septiembre 2006

Posted by Jesús in Libros.
2 comments

Francamente no entiendo cómo quiere la industria acabar con la piratería y el top-manta, si se dedican de forma activa a castigar a la gente que va por la vía “legal”. Ejemplos: si me compro un CD de música en la tienda en vez de al senegalés de la esquina, muy probablemente no lo podré poner en el coche, y es posible que tampoco en el ordenador; si me compro un DVD en vez de bajarme la peli del eMule, me tendré que tragar unas cuantas amenazas sobre todos los años de cárcel que me caerán si hago según qué, y probablemente algún trailer/anuncio de los que no se pueden pasar (y que a lo mejor el primer mes es interesante, pero que dentro de dos años tenga que ver que “Matrix: próximamente en los mejores cines”, tiene guasa).

Estos días me he encontrado otra vuelta de tuerca del mismo esquema: por motivos que no vienen al caso tenía que comprarme un libro de referencia e, ingenuo de mí, me pegó por comprar la versión electrónica, en PDF. Total, era sensiblemente más barato, y la intención era imprimir una serie de capítulos que eran los que me interesaban. Nada, que pago, me lo bajo, y cuál es mi sorpresa cuando descubro que de imprimir, nanay. Tampoco se puede hacer copiar y pegar a otra parte, y ni siquiera puedo leerlo en otro ordenador aparte de en el que lo compré (y por supuesto en Windows, nada de leerlo en Linux).

Finalmente, mediante diversos retruécanos bastante artesanales (combinación de programa que pasa páginas+pantallazos a zoom muy alto+OCR), pude montarme el PDF equivalente sin protección, pero la mala leche no me la quita nadie, y no me han quedado ganas de comprar más cosas a esta gente/en estos formatos (de hecho la tentación de poner en el eMule la versión desprotegida es alta, sólo por tocar las narices…). Sinceramente, si me hubiesen puesto unas limitaciones razonables (un límite en cuanto a número de impresiones, una contraseña para poder leerlo, etc.) pues las hubiera entendido, pero esto ya pasa a ser paranoia. ¿O qué se creen, que voy a empezar a imprimir y revender copias? Así les va…

Cuentos completos II 14 septiembre 2006

Posted by Jesús in Comentarios de Libros, Libros.
2 comments

Cuentos completos IIOtro libro que me compré en las últimas rebajas fue “Cuentos completos II”, que recopila gran parte de los relatos cortos de Isaac Asimov a lo largo de su carrera. La verdad es que me mosqueaba un poco eso de comprar el segundo volumen sin haber leído el primero, pero bueno, es lo que tienen los saldos, que no se puede escoger mucho…

Asimov se caracterizó a lo largo de su carrera por ser muy prolífico en lo que se refiere a cuentos cortos. De hecho, alguno de sus libros más conocidos, como “Yo, Robot” están estructurados en forma de una serie de cuentos más o menos relacionados. También publicó muchos relatos cortos en diferentes revistas especializadas en ciencia-ficción, por lo que hay un gran número de cuentos “huérfanos”, que son los que recogen estos dos libros.

Personalmente, tengo una especie de relación amor-odio con los libros de relatos cortos. Si bien una historia corta puede ser muy interesante, y más aún en el caso de Asimov, la verdad es que me cuesta leer libros estructurados de esta manera. La causa es que, si bien en una novela convencional hay que hacer un esfuerzo inicial para situarse en el entorno e identificar a los personajes, en un libro de cuentos el esfuerzo hay que hacerlo en cada “capítulo”, o sea, para cada historia. Esto hace que tirarse dos horas leyendo un libro de este tipo sea bastante taladra-cerebros, por lo que, al menos en mi caso, prefiero ir leyendo en pequeñas dosis en vez de pegarme el atracón (como acostumbro a hacer cuando un libro me gusta).

Respecto a los cuentos elegidos para este libro, pues hay de todo: desde auténticos clasicazos de Asimov como “El hombre bicentenario”, hasta cuentos más discretitos, y alguna que otra rareza de apenas página y media. También es interesante que, si bien muchos de los cuentos son independientes, otros se ambientan en alguno de los universos de otras obras de Asimov, como el de “Yo, Robot” (con aparición de Susan Calvin y todo), el de la tetralogía de los robots (con el investigador Elijah Bayley y el robot humanoide R. Daneel Olivaw), y hasta en el de la Fundación.

En fin, que me parece que éste es un libro imprescindible para los aficionados de Asimov. Eso sí, es recomendable haber leído otros libros del autor para enterarse un poco de los cameos de personajes y demás, aunque tampoco es que sea indispensable. Ahora sólo me falta encontrar el primer volumen, a ver si en las rebajas del año que viene…

Convertir PDFs a texto (o por qué los PDFs no son un buen formato para eBooks) 29 agosto 2006

Posted by Jesús in Informática, Libros, Linux.
add a comment

Siempre que se convierte un fichero PDF a texto, aparecen una serie de problemas que, aunque se pueden resolver, son francamente molestos. Básicamente son:

  • Problemas con la codificación de caracteres
  • Desastres con la maquetación: cada línea del txt de salida tiene un salto de línea manual al final, y otras lindezas como incluir encabezados y números de página entre el texto, etc.

Después de cacharrear un poco, me ha salido el siguiente proceso para tener un resultado aceptable:

1) Convertir a texto con el comando (linuxero, no sé en windows cómo iría la cosa):

pdftotext -layout -enc Latin1 -nopgbrk fichero.pdf

Así se creará un fichero.txt con la codificación de caracteres correcta (-enc), sin encabezados ni pies de página mezclados con el texto (-nopgbrk) y con una estructura parecida al fichero pdf original (-layout). Justamente esto último da muchos problemas, ya que, al respetar el maquetado original, añade saltos de línea a tutiplén que no deberían estar. Lo malo es que la alternativa (no poner el -layout) da como resultado un párrafo infinito, por lo que es preferible dejar que haga desastres con el maquetado y arreglarlos después.

2) Abrir el fichero de texto en nuestro editor favorito (que sea un poco potable, con expresiones regulares y tal, por ejemplo vi, kate u openoffice writer).

3) A partir de aquí la cosa depende de cómo haya quedado el resultado. El objetivo es el mismo en cualquier caso: identificar los saltos de línea “correctos” y marcarlos para distinguirlos del resto.

¿Cómo distinguir los saltos de línea “correctos”? Bueno, en muchos textos, la primera línea de cada párrafo tiene una sangría adicional, que en la conversión se habrá traducido a unos cuantos espacios más que el resto de líneas, que podemos aprovechar para distinguirlos. Otra forma es aprovechar que en muchas ocasiones se deja un espacio extra entre párrafos, que en el txt se convierte en saltos de línea adicionales. De esta manera, los saltos a conservar serán aquellos que aparezcan de dos en dos (uno el del párrafo, y otro el del espacio). En el peor caso (no hay manera de distinguirlos) se puede usar una regla no infalible pero que funciona bien en la mayoría de casos, que dice que un salto de línea correcto es el que va precedido de un punto (u otros caracteres como :, interrogantes, admiraciones y tal vez otras cosas).

Sea como sea, una vez sabemos cómo identificar el salto de línea que hay que conservar, lo sustituimos por una cadena arbitraria, por ejemplo INTROREAL. La idea es que si marcamos así todos los saltos de línea “buenos”, eliminamos el resto, y sustituimos estos marcadores que hemos añadido por un salto de línea, el resultado será un texto maquetado como toca.

4) Eliminar todos los saltos de línea innecesarios
Ahora toca quitar todos los saltos de línea, y aquí nos encontramos con una de las miserias del tratamiento de textos bajo linux. Lo ideal sería poder buscar todos los “\n”, sustituyéndolos por “” (o sea, nada), pero mucho me temo que las cosas no funcionan así.

La mayoría de editores de texto que he probado en linux funcionan línea a línea, lo cual quiere decir que, en búsquedas y demás, no se puede operar con textos en diferentes líneas. Esto hace que eliminar los saltos de línea sea algo más bien imposible, ya que en el tratamiento del texto línea a línea ya se da por implícito que la línea de texto es lo que va entre un intro y el siguiente, por lo que el intro en sí no se puede tocar. Así he visto que funcionan OpenOffice y Kate. Mi bienamado vi, por otra parte, si bien no tiene esta limitación, no parece muy optimizado para estas cosas, y en mi ordenador, a la que intento hacer algo así como eliminar todos los fines de línea, empieza a consumir memoria hasta que acaba con la RAM y el swap, por lo que no es muy usable que digamos.

Al final he resuelto la cosa escribiendo un mini-programa en Python (cómo me mola este lenguaje) que sustituye los saltos de línea de un texto por espacios. Al mismo tiempo, también va sustituyendo los marcadores que hemos puesto antes por un salto de línea, total, ¿para qué hacer las cosas dos veces cuando se pueden hacer de una vez? 🙂

import sys
import re

for l in sys.stdin:
	print re.sub("INTROREAL","n",l[:-1]),

El programa funciona a través de la entrada/salida estándar, por lo que se puede guardar con un nombre tipo quitaintros.py y ejecutar:

cat fichero.txt | python quitaintros.py > fichero_bien.txt

Y con esto ya estaría todo lo que se refiere al texto. Ahora faltaría idear alguna manera de arreglar los títulos de capítulo y demás, pero teniendo un poco de ojo se puede usar el mismo método (buscar algún rasgo que los distinga del resto del texto, y con un par de buscar/reemplazar bien puestos ponerlos como queramos).

Es verdad que es un poco trabajoso, pero el resultado final vale la pena. Lo triste es que recuerdo que en mis tiempos windowseros tenía automatizado todo esto como una macro de Word, pero mucho me temo que en el OpenOffice (dejando de lado el horrendo lenguaje de macros que tiene, que es tema para otro día), algunos de los pasos son imposibles de llevar a cabo, y hacen falta herramientas externas.

Moraleja: ¡No usar PDF para eBooks! La gracia de un eBook es poder adaptarlo a las necesidades de visualización de cada cual: unos querrán leer en pantalla, otros imprimírselo en A4, otros en A5, otros leer en un PDA… Esto requiere un mínimo de acceso al documento, que un PDF no da ni mucho menos y que obliga a hacer pirulas como las descritas arriba. Por tanto, es mucho más deseable, a la hora de trabajar con libros electrónicos, utilizar formatos como el ODT/DOC/RTF, HTML o el texto plano.

Harry Potter y el misterio del príncipe 25 agosto 2006

Posted by Jesús in Comentarios de Libros, Libros.
2 comments

Cada vez que digo que me gustan los libros de Harry Potter, me gano alguna mirada extraña por parte de gente que cree que eso son “cosas de niños”. A toda esta gente siempre les digo lo mismo: sí, vale, el primero y tal vez el segundo libro son algo más infantilotes, pero a partir de “El prisionero de Azkabán” (e imagino que teniendo en cuenta que el público objetivo también va creciendo), la verdad es que la cosa coge un tono siniestro muy poco infantil, y la historia comienza a complicarse y volverse muy interesante. En realidad, no veo que la complejidad y profundidad de los argumentos tenga nada que envidiar, ni mucho menos, a otros libros mucho mejor considerados, y que si no has leído parece que eres un bicho raro.

El caso es que por fin he podido hacerme con una copia del último libro de Harry Potter, y la verdad es que me ha dejado bastante frío. Bueno, eso no es muy exacto, ya que precisamente la parte más aprovechable del libro son las 100 últimas páginas, que, con un final impactante (con muerte de personaje principal incluida) y muy peliculero (falta el “continuará”) te deja con ganas de más. Ahora bien, las otras tres cuartas partes del libro son casi exclusivamente puro relleno, y no está ni mucho menos al nivel de libros anteriores como “El prisionero de Azkabán” o “El cáliz de fuego”.

En fin, que “El misterio del príncipe” es más bien un libro de transición para el séptimo y último libro de la saga, en el que ya se rumorea que el protagonista no va a acabar muy bien parado…

Jem 22 agosto 2006

Posted by Jesús in Comentarios de Libros.
2 comments

PortadaEn estas últimas rebajas encontré este libro de Frederik Pohl a 5 leuritos de nada, y además con tapas duras y esas cosas tan fashion que tan poco acostumbrado estoy a manejar (no está la economía como para dejarse 20 y muchos euros en un libro). Como es raro encontrar hoy en día libros así de bien presentados a este precio, y ya me había leído bastantes cosillas del autor, pues lo compré, y la verdad es que no me decepcionó.

La historia se desarrolla en un futuro más o menos cercano, en el que la exploración espacial ya va bastante encaminada y se ha llegado a otros planetas en estrellas cercanas. A pesar de este progreso, el mundo sigue viviendo en una especie de guerra fría, en este caso entre tres grandes bloques de países: el bloque de combustibles (que controla las reservas de petróleo), el bloque de alimentos (que controla los principales cultivos) y el bloque de población (fuente de mano de obra). En este contexto, el libro cuenta cómo se lleva a cabo la colonización de Jem, el primer planeta habitable que se ha descubierto. A pesar de contar con el ejempo de la Tierra (contaminada, superpoblada y al borde de una guerra nuclear), la colonización de Jem se convierte en una carrera más entre las diferentes potencias, que no dudarán en utilizar todas las malas artes que se les ocurran para llegar a sus objetivos, pervirtiendo de paso a las razas pseudo-inteligentes que habitan Jem para adaptarlas a sus propósitos.

El libro es una fábula sobre la condición humana, que muestra de forma bastante pesimista el carácter autodestructivo de nuestra raza, buscando siempre el máximo beneficio personal aun cuando esté claro que en ocasiones es necesario cooperar para llegar a un bien común. Además, presenta a la humanidad como una plaga que, con sus continuas disputas internas, destruye todo lo que le rodea, en este caso el equilibro entre las razas inteligentes de Jem.

Además de suponer una reflexión interesante, es fácil entrar en la historia pasadas las primeras páginas, que si bien son un pelín más pesadas, lo son mucho menos de lo que pudiera parecer si se tiene en cuenta que se están presentando personajes de las diferentes potencias terrestres, así como de las razas autóctonas de Jem. Una vez metidos en materia, el libro engancha bastante, y el final, aunque lógico y previsible, no deja de ser satisfactorio. En conclusión, una lectura recomendable.

BookMooch, comunidad de intercambio de libros 22 agosto 2006

Posted by Jesús in Libros.
1 comment so far

Estos días he descubierto BookMooch, una comunidad de intercambio de libros que sigue un poco la idea de BookCrossing, aunque si en esta última la idea era dejar abandonados los libros por el mundo confiando en que cayeran en buenas manos, en BookMooch se toma un enfoque un poco más “tradicional” y se trata de una red de intercambio de libros.
Básicamente la cosa funciona publicando los libros de los que dispones y estarías dispuesto a deshacerte, así como aquellos que no tienes y te gustaría tener. El resto de usuarios hace lo mismo, y si en algún momento hay alguna coincidencia entre petición y disponibilidad, el sistema pone en contacto a los dos usuarios para que se pasen el libro. Por supuesto, también es posible explorar el listado de libros disponibles de todos los usuarios para ver si hay algo interesante.

El funcionamiento es muy sencillo, en gran parte porque la web está muy integrada con Amazon, de manera que, por ejemplo, para añadir un libro a nuestra lista de disponibles basta con introducir el ISBN o parte del título, obteniendo el resto de detalles (editorial, portada, etc.) de la propia web de Amazon. Además, para que nadie abuse de esto de pedir libros regalados, hay montado un sistema de puntos, de manera que no puedes pedir libros hasta que no has, por lo menos, ofrecido unos cuantos.

Es verdad que la web es muy nueva y aún tienen que pulir una serie de detalles (por ejemplo la traducción de la web al español es bastante pobre, aunque se puede colaborar en mejorarla). El catálogo de libros (al menos en español) es aún pequeño, pero me parece una excelente idea para dar salida a todos esos libros que ya no leemos y, por supuesto, para conseguir libros que leer sin dejarse un riñón en el intento. Yo de momento ya me he dado de alta y he puesto a compartir unos cuantos libros, a ver si entre todos llegamos a una masa crítica de libros y la cosa va creciendo, que buena falta iba haciendo algo como esto…