jump to navigation

Adecentando mi Android 9 agosto 2011

Posted by Jesús in Android, Informática.
add a comment

Hace ya tiempo que me compré mi (entonces) flamante Samsung Galaxy Spica y, aunque la verdad es que Android me gusta mucho como sistema operativo, la instalación que venía de serie tenía una serie de carencias que, sin ser fatales, tocaban un poco las narices, la verdad:

  • La versión de Android es la 2.1, sin posibilidad de actualización oficial. Eso implica no poder instalar aplicaciones a la SD, no tener soporte JIT (y por tanto mucho mejor rendimiento), así como problemas con programas nuevos que ya empiezan a pedir Froyo (2.2) como mínimo.
  • Algunos programas están instalados a piñón, sin posibilidad de desinstalación (Twitter, Facebook, el vomitivo launcher por defecto). Teniendo en cuenta que el Spica no va muy sobrado de espacio, no hace ninguna gracia.
  • En general, no se pueden hacer bastantes cosillas por no tener acceso root.

Al final, y después de casi un año de usar el móvil tal cual lo compré, me lié la manta a la cabeza y, siguiendo las instrucciones de los foros de HTC Mania, le hice unas cuantas cosas:

  1. Rootearlo: Esto quiere decir cambiarle el kernel (Android en el fondo es un linux) por otro que permita acceder como superusuario y deje hacer muchas más cosas (tocar la velocidad de la CPU, controlar procesos de sistema, y otras muchas cosas).
  2. Cambiarle la ROM por una Samdroid con Froyo. Samdroid es una de las ROMs más conocidas para el Spica, y pretende (al contrario que CyanogenMod, que es la otra más famosa) mantener lo máximo posible el sistema operativo original. Me daba un poco de repelús eso de poner Froyo, ya que no es oficial y todo son alfas y betas, pero la verdad es que el resultado es muy estable.
  3. Cambiar el sistema de ficheros de RFS a EXT2. RFS es un sistema de ficheros de Samsung que por lo visto es lento como el caballo del malo. Cambiar a EXT2 es tan fácil como arrancar Samdroid en modo recovery, y seleccionar la opción pertinente.

¿El resultado? Pues lo que más se nota es la mejora de rendimiento, que con el tema del JIT y la conversión a EXT2 es bastante notable, y va todo mucho más fluido. Además, al tener Froyo puedo instalar programas a la SD, que va de maravilla dado el escueto espacio del Spica, y por fin me he quitado de encima todos los programas de morralla que venían con la instalación de Android de Samsung, que ocupaban lo suyo. Y por lo que respecta a la duración de batería, de momento me parece que viene a durar lo mismo, aunque ahora que puedo juguetear con la frecuencia de la CPU gracias a ser root, creo que aún hay margen para mejorar.

En definitiva, pasar por todo el proceso me parece muy recomendable para cualquiera que tenga el Spica. El proceso es sencillo, está muy bien explicado, y el resultado es completamente estable. Es casi como estrenar móvil nuevo.