jump to navigation

¿Casualidad? ¿Coincidencia? No, simplemente mentira 29 septiembre 2006

Posted by Jesús in General.
121 comments

Últimamente me ha llegado por enésima vez la enésima teoría conspiratoria sobre el 11-S y compañía. Esta vez la cosa va de números, y las extraordinarias coincidencias que hay en todas las cifras relacionadas con los atentados. A diferencia de otras veces en que directamente borro el mensaje, esta vez le he dedicado 5 minutos (no más). Escribo el mensaje y comento por en medio:

CASUALIDAD O NO ES MUUUUUUCHA COINCIDENCIA, NO CREEIS?
1) New York City tiene 11 letras.
2) Afghanistan tiene 11 letras.
3) Ramsin Yuseb (El terrorista que amenazó con destruir las Torres Gemelas en 1993) tiene 11 letras.
4) George W Bush tiene 11 letras.

Pos fale,tienen 11 letras. Por cierto, el tal Ramsin Yuseb no existe, y por tanto muchas amenazas como que no ha hecho.

Esto puede ser pura coincidencia, pero ahora se pone más interesante:
1) New York es el estado numero 11.
2) El primer avión que se estrelló contra las Torres Gemelas fue el vuelo numero 11.
3) El vuelo numero 11 llevaba 92 pasajeros. 9 + 2 = 11

Falso, según la Wikipedia, llevaba 93. Casi, pero ya no salen las cuentas.

4) El vuelo numero 77 tambien se estrelló contra las Torres Gemelas, y llevaba 65 pasajeros. 6+5 = 11

Otro que tal. Eran 64, y además no se estrelló contra las torres, sino contra el pentágono.

5) La tragedia sucedió el 11 de Septiembre, o mejor dicho 9/11. 9+1+1 = 11
6) El día es igual al numero de emergencia de la policia en Estados Unidos 911. 9 + 1 + 1 = 11.
Pura coincidencia??? Sigue leyendo y ya me contarás.
1) El numero total de victimas dentro de todos los aviones fue de 254. 2+ 5 + 4 = 11.

Evidentemente, el que escribió esto tiene un problema con los números: 93+64+64+44=265. Tampoco cuadra.

2) El 11 de Septiembre es el día 254 del calendario. Otra vez 2 + 5 + 4= 11.
3) Las explosiones de Madrid sucedieron el día 3/11/2004. 3 + 1 + 1 + 2 + 4 = 11.
4) La tragedia de Madrid sucedió 911 días despues del incidente de las Torres Gemelas.
Bueno, ahora es cuando las cosa se pone mas misteriosa.Uno de los símbolos mas reconocidos de Estados Unidos, después de las Estrellas y las Rayas, es el Águila. La siguiente estrofa ha sido sacada del Quran, el libro sagrado Islamita: "Por que se ha escrito que el hijo de Arabia despertará a una terrible Águila. La fuerza del Águila se sentirá por todas las tierras de Allah y lo, mientras algunas personas temblaran en desesperación pero en el fondo se alegrarán: por que la fuerza del Águila limpiará las tierras de Allah y habrá paz."
Ésa estrofa es la numero 9.11 del Quran!!!

Pues según san Google, la estrofa 9.11 del Corán dice:”Pero si se arrepienten, hacen la azalá y dan el azaque, entonces serán vuestros hermanos en religión. Exponemos claramente las aleyas a gente que sabe”. Igualito, vamos.

Todavía no estás convencido....?! Intenta lo siguiente y luego me cuentas,¡¡a mí se me ha puesto el pelo de punta!!!!:Abre el Microsoft Word y haz lo siguiente:
1. Escribe en mayúscula Q33 NY. Éste es el numero de vuelo del primer avión que se estrelló contra las Torres Gemelas.
2. Selecciona el texto Q33 NY.
3. Cambia el tamaño a 48.
4. Cambia la fuente de la letra a Wingdings.

Pues sí, queda muy molón y tal, salvo el pequeño detalle de que el número de vuelo del primer avión que se estrelló era N334AA. Vamos, que lo de Q33NY se lo ha sacado de la manga.

En fin, que, como todas las teorías conspiratorias, está plagadito de errores (por ser bienpensados). Lo curioso es que la gente se sigue creyendo estas cosas a pies juntillas, aunque simplemente dedicando 5 minutos caigan por su propio peso…

Castigando al usuario legal 21 septiembre 2006

Posted by Jesús in Libros.
2 comments

Francamente no entiendo cómo quiere la industria acabar con la piratería y el top-manta, si se dedican de forma activa a castigar a la gente que va por la vía “legal”. Ejemplos: si me compro un CD de música en la tienda en vez de al senegalés de la esquina, muy probablemente no lo podré poner en el coche, y es posible que tampoco en el ordenador; si me compro un DVD en vez de bajarme la peli del eMule, me tendré que tragar unas cuantas amenazas sobre todos los años de cárcel que me caerán si hago según qué, y probablemente algún trailer/anuncio de los que no se pueden pasar (y que a lo mejor el primer mes es interesante, pero que dentro de dos años tenga que ver que “Matrix: próximamente en los mejores cines”, tiene guasa).

Estos días me he encontrado otra vuelta de tuerca del mismo esquema: por motivos que no vienen al caso tenía que comprarme un libro de referencia e, ingenuo de mí, me pegó por comprar la versión electrónica, en PDF. Total, era sensiblemente más barato, y la intención era imprimir una serie de capítulos que eran los que me interesaban. Nada, que pago, me lo bajo, y cuál es mi sorpresa cuando descubro que de imprimir, nanay. Tampoco se puede hacer copiar y pegar a otra parte, y ni siquiera puedo leerlo en otro ordenador aparte de en el que lo compré (y por supuesto en Windows, nada de leerlo en Linux).

Finalmente, mediante diversos retruécanos bastante artesanales (combinación de programa que pasa páginas+pantallazos a zoom muy alto+OCR), pude montarme el PDF equivalente sin protección, pero la mala leche no me la quita nadie, y no me han quedado ganas de comprar más cosas a esta gente/en estos formatos (de hecho la tentación de poner en el eMule la versión desprotegida es alta, sólo por tocar las narices…). Sinceramente, si me hubiesen puesto unas limitaciones razonables (un límite en cuanto a número de impresiones, una contraseña para poder leerlo, etc.) pues las hubiera entendido, pero esto ya pasa a ser paranoia. ¿O qué se creen, que voy a empezar a imprimir y revender copias? Así les va…

Comprar música en Internet 21 septiembre 2006

Posted by Jesús in Música.
add a comment

Hace ya tiempo que venía buscando alguna tienda por Internet donde poder comprar música (CDs con su disco y su cajita, no canciones en MP3, que de esas hay como churros). Las razones son dos: una, que viendo los precios que hay en el extranjero paso de que me cobren el doble si compro aquí; y otra, que no tengo intención de financiar a una industria y a según qué mafias que, al comprar CDs vírgenes, me cobran un tributo “por lo que pueda hacer”.

Después de buscar un poco, descartando unas por los gastos de envío (p. ej. Amazon) y otras porque los precios son parecidos a los de aquí, me he quedado con dos tiendas: CD Wow! y CD Universe. En el caso de CD Wow!, no hay gastos de envío, y los precios son bastante económicos. Además, al estar en Gran Bretaña, los envíos tardan menos y no hay problemas de aduanas como sí puede haber si se compra fuera de la UE (aunque para estas cantidades no suele pasar nada). El problema es que tal vez el catálogo de discos no es tan completo como en otras tiendas, pero es mi primera opción a la hora de buscar un CD. CD Universe, por el contrario, está en Estados Unidos, y ésta sí que tiene gastos de envío, además de los variables (un fijo más un pico más por cada disco). De todas formas, son sensiblemente inferiores a los de Amazon, y unido a que tienen buenos precios y un buen catálogo, hace que sea rentable, sobre todo si se compra más de un disco.

Yo he hecho pedidos a ambas, y no he tenido problemas. Lógicamente, tardan más los pedidos de CD Universe que los de CD Wow!, y además, en esta última, si se pide más de un disco llegan de uno en uno en diferentes paquetes, lo cual está bien porque caben en cualquier buzón. En cualquier caso, recomiendo las dos.

Cuentos completos II 14 septiembre 2006

Posted by Jesús in Comentarios de Libros, Libros.
2 comments

Cuentos completos IIOtro libro que me compré en las últimas rebajas fue “Cuentos completos II”, que recopila gran parte de los relatos cortos de Isaac Asimov a lo largo de su carrera. La verdad es que me mosqueaba un poco eso de comprar el segundo volumen sin haber leído el primero, pero bueno, es lo que tienen los saldos, que no se puede escoger mucho…

Asimov se caracterizó a lo largo de su carrera por ser muy prolífico en lo que se refiere a cuentos cortos. De hecho, alguno de sus libros más conocidos, como “Yo, Robot” están estructurados en forma de una serie de cuentos más o menos relacionados. También publicó muchos relatos cortos en diferentes revistas especializadas en ciencia-ficción, por lo que hay un gran número de cuentos “huérfanos”, que son los que recogen estos dos libros.

Personalmente, tengo una especie de relación amor-odio con los libros de relatos cortos. Si bien una historia corta puede ser muy interesante, y más aún en el caso de Asimov, la verdad es que me cuesta leer libros estructurados de esta manera. La causa es que, si bien en una novela convencional hay que hacer un esfuerzo inicial para situarse en el entorno e identificar a los personajes, en un libro de cuentos el esfuerzo hay que hacerlo en cada “capítulo”, o sea, para cada historia. Esto hace que tirarse dos horas leyendo un libro de este tipo sea bastante taladra-cerebros, por lo que, al menos en mi caso, prefiero ir leyendo en pequeñas dosis en vez de pegarme el atracón (como acostumbro a hacer cuando un libro me gusta).

Respecto a los cuentos elegidos para este libro, pues hay de todo: desde auténticos clasicazos de Asimov como “El hombre bicentenario”, hasta cuentos más discretitos, y alguna que otra rareza de apenas página y media. También es interesante que, si bien muchos de los cuentos son independientes, otros se ambientan en alguno de los universos de otras obras de Asimov, como el de “Yo, Robot” (con aparición de Susan Calvin y todo), el de la tetralogía de los robots (con el investigador Elijah Bayley y el robot humanoide R. Daneel Olivaw), y hasta en el de la Fundación.

En fin, que me parece que éste es un libro imprescindible para los aficionados de Asimov. Eso sí, es recomendable haber leído otros libros del autor para enterarse un poco de los cameos de personajes y demás, aunque tampoco es que sea indispensable. Ahora sólo me falta encontrar el primer volumen, a ver si en las rebajas del año que viene…

“Ode to Ochrasy”, nuevo disco de Mando Diao 5 septiembre 2006

Posted by Jesús in Música.
2 comments

Justo este lunes ha salido a la venta el último disco de Mando Diao, “Ode to Ochrasy”. Lo cuento aquí porque es una banda muy poco conocida por estos lares, y creo que realmente vale la pena, hacía mucho que no escuchaba discos en los que 12 canciones de 15 fuesen auténticos temazos.

Mando Diao es un cuarteto sueco, con un estilo de música rockero y un tanto retro. Sin ser un experto en música, diría que vienen a ser algo así como los Beatles, pero recién levantados y de mala leche. Hasta ahora tenían dos discos publicados: “Bring ‘em in” y “Hurricane Bar”, absolutamente imprescindibles. A diferencia de la mayoría de discos, que por cada canción buena tienes 3 o 4 de relleno, en este caso es al revés, rara es la canción que no es aprovechable. En realidad, hay tanto donde escoger que no sabría recomendar un par de canciones, pero bueno, digamos que para empezar “Sheepdog”, “Mr Moon” y “Motown Blood” del primer disco, y “All my senses”, “Kingdom & Glory” y “You can’t steal my love” son francamente recomendables, aunque hay mucho más. Además, tuve la oportunidad de ir al concierto que hicieron aquí en Mallorca hace unos meses, y tienen un directo espectacular.

De “Ode to Ochrasy” aún no he escuchado casi nada, lo tengo recién bajado del aMule y apenas he escuchado el primer single, “Long before rock’n’roll”, que no pinta nada mal y apunta a que el nuevo disco esté a la altura de los otros dos. En fin, que me parece un grupo fantástico e injustamente desconocido.

Y sí, me he bajado el disco, qué pasa. Curiosamente, y a pesar de tanto agorero que se queja del terrible daño que está haciendo Internet a la música, de no haber sido por las redes P2P no sabría nada de Mando Diao: personalmente los descubrí en una entrevista en una de estas revistas gratuitas. Curiosamente, en la entrevista los propios integrantes de Mando Diao se ponían al nivel de los Rolling Stones, si no superiores (modestos que son los chicos). Me hizo gracia y me bajé un par de canciones, y a partir de ahí me acabé bajando la discografía completa. Luego me compré los dos discos que tienen publicados (y seguramente caerá el tercero), y acabé en el concierto que hicieron por aquí. Vamos, que así a lo tonto he invertido una pasta considerable, o sea que no me vengan con cuentos.

Normalizar el volumen de los mp3 con mp3gain 4 septiembre 2006

Posted by Jesús in Música.
5 comments

¿Harto de que cada canción en mp3 tenga un volumen diferente y haya que estar todo el rato dale que te pego con la ruedecilla de los altavoces? No hay problema, con mp3gain es muy fácil arreglarlo.

Lo que hace este pequeño programa es analizar cada canción, detectar su volumen y normalizarlo para que el promedio sea exactamente de 89.5dB (no sé de dónde sale este numerito, pero seguro que alguna mente sesuda ha deducido que es el más apropiado :-)). De esta manera, toda nuestra colección sonará al mismo volumen. Además, el proceso es no destructivo, por lo que siempre se puede deshacer si no nos gusta.

Para normalizar una serie de ficheros mp3, basta con ejecutar:

mp3gain -r -k -m 5 *.mp3

El -m 5 es porque, personalmente, encuentro que el volumen normalizado de mp3gain es un poco bajo, por lo que con -m le digo que lo aumente un poco (en 5… vaya usted a saber qué unidades, la verdad es que lo he sacado por prueba y error). El -k le dice a mp3gain que no clipee el audio al subir/bajar el volumen si el fichero está ya cerca de los límites, y el -r es para que haga los cambios en los ficheros en vez de sólo mostrarlos por pantalla.

¿Que nuestra colección de música tiene muchos subdirectorios? Afortunadamente eso no supone ningún problema en una consola linux, por lo que simplemente haciendo:

find /directorio -iname "*.mp3" -exec mp3gain -r -k -m 5 {} \\;

ya está solucionado. Si además añadimos esto a un cron periódico, pongamos que cada semana, nos aseguramos de que nuestra colección estará siempre normalizada, aunque de vez en cuando añadamos nuevas canciones.